Único barco del mundo con motor Ferrari y fabricado con la bendición de Enzo Ferrari

MARANELLO, Italia, 20 de junio de 2019 /PRNewswire/ — El único hidroavión de la historia con motor Ferrari recibe la atención mundial en su hogar original de Maranello, Italia. Fabricado en 1952 con la participación personal del propio Enzo Ferrari, este histórico hidroavión único en su clase está siendo preparado para su próximo 70.° aniversario con la restauración del motor en el afamado centro técnico Ferrari Classiche.

(PRNewsfoto/Milton Verret)

El barco, cuyo nombre es Arno XI, fue fabricado para batir los récords mundiales de velocidad y tiene un pedigrí sin precedentes, estableciendo un récord imbatido de más de 240 kph en el Lago d’Iseo (Italia) en 1953. En 1951 el primer propietario del barco, Achille Castoldi, hizo amistad con los pilotos del Gran Premio de Ferrari Alberto Ascari y Luigi Villoresi. Los dos famosos pilotos de carreras ayudaron a Castoldi a conseguir lo que se convertiría en el único motor Ferrari jamás fabricado específicamente para una embarcación. Enzo Ferrari aceptó participar personalmente en el proyecto y supervisó cada paso de la fabricación y prueba del motor. El director de Diseño de Motores, Aurelio Lampredi, y el equipo de ingeniería de Ferrari estuvieron directamente involucrados en el proyecto.

«Este es uno de los motores más importantes de la historia de Ferrari», dijo Luigino «Gigi» Barp, director de Ferrari Classiche, la división de Ferrari responsable de restaurar los Ferraris clásicos a su estado original. «Hemos restaurado los Ferraris más raros y valiosos jamás fabricados, pero, desde luego, solo hemos trabajado con motores y carrocerías de coches. La restauración de este motor Ferrari de 1952, fabricado de manera artesanal específicamente para esta instalación exclusiva, es una experiencia única en la vida para todos los que trabajamos en la sede de Ferrari».

«Imagine ser un técnico de alto nivel en Ferrari y poder trabajar con las mismas piezas que el propio Enzo Ferrari ayudó a elaborar y diseñar», dijo el cuarto y actual propietario del barco, el empresario Milton Verret de Austin. «Como coleccionista de Ferraris únicos y raros, no hay nada que se compare a un barco de regatas propulsado por un motor Ferrari preparado para la carrera de la F1. Si a eso añades la participación personal de Enzo, tienes un motor funcional por el que la mayoría de los amantes del automovilismo deportivo daría la vida. Es algo único».

El motor de 1952 que todavía hoy se encuentra en el Arno XI es un motor Ferrari de 12 cilindros de 4,5 litros tipo 375 (con el número 1952 grabado en el bloque del motor). Este es el mismo tipo de motor que permitió a Ferrari ganar su primer Campeonato Mundial de Fórmula 1 en el Gran Premio de Gran Bretaña celebrado en Silverstone el año anterior. El motor presenta una relación de compresión de 12:1 con una potencia suficiente para propulsar la hélice bipala a 10.000 rpm. El motor tiene adaptado un sistema de encendido por dos magnetos con 24 bujías en lugar de las 12 habituales. El uso de magnetos en lugar de tapas de distribuidor asegura que el motor se mantenga funcionando incluso si está cubierto de agua.

El motor Ferrari originalmente producía 350 CV. Sin embargo, después de algunas pruebas de funcionamiento y regatas a inicios de 1953, a pesar de que el barco alcanzaba velocidades de más de 160 km/h, Enzo Ferrari ordenó que se modificara el motor para usar metanol como combustible con el fin de permitir relaciones de compresión más altas. Añadió dos compresores Roots (o turbocompresores dobles) y un par de enormes carburadores con cuatro estranguladores, lo cual permitió que el motor a la postre produjera más de 500 CV. El barco tiene un pedigrí colmado de récords mundiales de velocidad gracias a este motor Ferrari.

«Cuando mi equipo de Ferrari termine su trabajo en el motor, este funcionará como lo hacía cuando Castoldi y nuestro fundador, el Sr. Ferrari, lo arrancaron por primera vez en 1952», añadió el Sr. Barp.

«Quería asegurarme de que el barco estuviera en perfecto estado para su 70.° aniversario», dijo el Sr. Verret. «Se trata de preservar la historia de Ferrari. Este tipo de rareza hace que algunos Ferraris valgan decenas de millones de dólares. Tener el barco único de su clase no tiene precio».

Desde 2012 el Sr. Verret ha dado en préstamo el Arno XI a los dos museos de Ferrari de fama mundial en Italia. Cientos de miles de visitantes han visto la embarcación. El barco se exhibió junto al ganador de la F1 de Ferrari, mostrándose el dominio de Ferrari tanto en tierra como en agua.

Según el Sr. Barp, «este es un capítulo no acabado de la historia de Ferrari. Nuestros motores están hechos para funcionar a perpetuidad, y después de 70 años es un honor tener en el taller de Ferrari Classiche este diseño único en su clase, fabricado a medida. El Sr. Verret nos lo ha confiado y lo hacemos también para los admiradores de Ferrari en todo el mundo».

Ferrari Classiche espera que el trabajo en el barco Ferrari esté terminado para inicios del otoño, momento para el que el Sr. Verret ha planificado una gira mundial de exhibición a los seguidores de Ferrari en todas partes.

Acerca de Milton Verret
Milton Verret es un empresario y filántropo de Austin, Texas, que trabaja con organizaciones benéficas para niños en todo Estados Unidos. El Sr. Verret es un ávido coleccionista de coches y barcos clásicos y de objetos de interés del rock and roll. Es responsable de la fundación y gestión de varios negocios y empresas nacionales de gran éxito.

Para Milton Verret
Dean Leipsner
dean@fullthrottlemarketing.com
Austin, Texas, EE. UU.
+1 (512) 387-0049

 

Imagen – https://mma.prnewswire.com/media/925316/Ferrari_hydroplane.jpg 
Vídeo – https://mma.prnewswire.com/media/925317/Ferrari_powered_hydroplane.mp4 
PDF – https://mma.prnewswire.com/media/925315/Ferrari_Boat_Press_Photos.pdf