– Apoyo mundial sin precedentes a la Alianza Mundial para la Educación (AME) para afrontar la crisis mundial sobre el aprendizaje

Los nuevos e importantes compromisos económicos de los donantes y de los países en vías de desarrollo permitirán un mayor apoyo a la escolarización de millones de niños y niñas.

DAKAR, Senegal, 5 de febrero de 2018 /PRNewswire/ — Diez jefes de Estado, tres ex jefes de Estado y más de 60 ministros se han dado cita en la cumbre sobre la financiación de la Alianza Mundial para la Educación (AME), lo que convierte este encuentro en la reunión de más alto nivel en materia de financiación de la educación que jamás se haya llevado acabo.

President Emmanuel Macron, President Macky Sall, and Julia Gillard. Credit: GPE/Heather Shuker

Es la primera en la que un líder del G7, el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, y el presidente de un país en vías de desarrollo, el presidente de la República del Senegal, Macky Sall, organizan una cumbre sobre financiación de la educación.

A ella se dieron cita más de 1200 participantes, entre los cuales se encuentran dirigentes de la UNESCO, UNICEF, el Banco Mundial, la sociedad civil, fundaciones filantrópicas y el sector privado. También contó con la presencia de Rihanna, embajadora global de AME con el apoyo de la iniciativa Ciudadanos Globales (Global Citizen).

El tamaño y la categoría de los asistentes a la conferencia ha sido una clara demostración del fortalecimiento de la voluntad política mundial en aras de garantizar que todos los niños y niñas asistan a la escuela y aprendan. Este mayor impulso va a permitir a la Alianza Mundial para la Educación alcanzar el objetivo de aportar 2000 millones de dólares anuales en 2020 para la planificar y ejecutar programas de educación destinados a apoyar el aprendizaje de los niños y niñas en los países en vías de desarrollo.

Los países donantes prometieron aportar 2300 millones de dólares para financiar la Alianza Mundial para la Educación. Se trata de un aumento sustancial de la financiación en comparación con los 1300 millones de dólares aportados en los últimos tres años. Además, varios de los países donantes han indicado su intención de destinar más fondos a lo largo del periodo de financiación.

La mayor fuente de financiación de la educación proviene de los propios países en vías de desarrollo. Más de 50 países en vías de desarrollo anunciaron que aumentarían el gasto público en educación entre 2018 y 2020 hasta alcanzar los 110.000 millones de dólares, en comparación con los 80.000 millones de dólares destinados entre 2015 y 2017.

AME anima a los países en vías de desarrollo a aumentar su partida en educación hasta el 20% de su presupuesto total. De los Gobiernos que se han comprometido hoy, más de dos tercios habrán alcanzado ese objetivo en 2020.

“Me anima ver la generosidad y la determinación a la que hemos asistido hoy aquí para garantizar que todos los niños y jóvenes tengan acceso a una educación de calidad. Después de los compromisos adquiridos hoy, estamos viendo una clara tendencia a afrontar seriamente la crisis mundial del aprendizaje“, afirma Julia Gillard, presidenta de la Junta Directiva de la Alianza Mundial para la Educación y ex primera ministra de Australia.El éxito de la cumbre supone un punto de inflexión para el apoyo político mundial a la financiación de la educación y aporta mayor amplitud y profundidad a nuestra asociación“. 

En la reunión, Emiratos Árabes Unidos se sumó a la AME y se ha comprometido a donar 100 millones de dólares, lo que lo ha convertido en el primer país donante árabe. Senegal, además de comprometerse a aumentar su propio gasto en educación, se ha erigido en el primer donante africano de la AME. Países Bajos y España renovaron su participación, y China asistió a ella por primera vez.

El apoyo sin precedentes recibido hoy significa que la Alianza Mundial para la Educación puede seguir centrándose en los niños más excluidos y vulnerables y trabajar para ampliar la asistencia a 89 países, donde viven 870 millones de niños y niñas, puesto que el 78 por ciento de los niños y niñas del mundo no van a la escuela“, afirma Alice Albright, directora ejecutiva de la Alianza Mundial para la Educación.

El modelo de financiación de la Alianza Mundial para la Educación es un catalizador de la inversión en educación, que trabaja en estrecha colaboración con los Gobiernos de los países de ingresos bajos e ingresos medios-bajos para fortalecer sus sistemas educativos. La Alianza Mundial para la Educación presta apoyo a los Gobiernos para que elaboren planes nacionales de educación estables a fin de que los fondos puedan canalizarse en sus esferas prioritarias con la confianza de que contribuirán a mejorar la calidad de la educación para todos los niños y niñas.

La conferencia contó el patrocinio de: Ecobank, el Banco Panafricano; Fondation Sonatel, y Altissia, y con el apoyo de Girls Not Brides (Niñas, no esposas); la Campaña Mundial por la Educación, Ciudadanos Globales; Fundación Malala; ONE; Plan International; RESULTS y Women Deliver.

Vídeo: https://www.youtube.com/gpforeducation

Espacio de la cumbre para los medios (en línea): https://www.globalpartnership.org/funding/replenishment/gpe-replenishment-media

Contacto para los medios de comunicación:

Alexandra Humme, ahumme@globalpartnership.org, tel.: + 1 202 492 8890

Para obtener más información sobre la labor de la Alianza Mundial para la Educación, consulte:

www.globalpartnership.org
facebook.com/globalpartnership
twitter.com/gpforeducation

Imagen – https://mma.prnewswire.com/media/637295/Global_Partnership_for_Education.jpg